jueves, 9 de junio de 2011

La mujer habitada de Gioconda Belli

Por Ma. Eugenia Santa Coloma


¿Y hasta cuándo deliberaría consigo misma? Le atrae la idea romántica de ser una revolucionaria aunque sabe que la realidad revolucionaria no tiene nada de romántica. A la vez, no puede negar su condición de niña rica, sus pretensiones de independencia; independiente de sus padres pero también independiente de su comunidad.

Lavinia recién llegada de  sus estudios en Europa, decide comenzar a trabajar como arquitecta e independizarse de sus padres. Vive en Faguas, una ciudad centroamericana ficticia, que la autora Gioconda Belli inventa y que comparte similitudes autobiográficas  e históricas, con Nicaragua su país natal en las décadas del 70 y 80 y cuyas historias giran en torno a la dictadura de Samoza.

Lavinia está “atravesada” por Itzá, una indígena que habita en espíritu el naranjo de su casa. Ambas combatientes y poco tradicionales, rompen con los estigmas del rol femenino,  para reflejar la lucha contra la tiranía y la posición de la mujer a través de los siglos y las diversas culturas.

Lavinia comienza a salir con su compañero de trabajo, Felipe, del que se enamora profundamente, pero dramáticamente descubre que  participa en la guerrilla. 
En un principio decide hondear sobre los ideales del Movimiento de Liberación Nacional. Con bastante ingenuidad y movida por el motor de la curiosidad, abre los ojos sobre una realidad que catalogaba cómo “heroísmo estúpido”, y en el que termina descubriendo una forma de vida.

De apoco ésta joven va gestando la revolución en su propia consciencia. Asume la comodidad del sistema proteccionista y patriarcal en el que nació, y la necesidad de un cambio radicar en su forma de vivir y pensar la igualdad entre clases.
 
Allí es dónde Lavinia comienza a reflexionar, dónde acepta sus orígenes y se enfrenta a  un camino plasmado de dudas y miedos. ¿quién era y cuál era su rol en una sociedad aplacada por la injusticia?

Debía romper ese interrogatorio constante se dijo, este ir y venir de su yo racional a su otro yo, inflamado de acordes justicieros, resabios de una infancia demasiado aglomerada de lecturas heroicas, sueños imposibles y abuelos que la  invitaban a volar.

En esta obra Gioconda Belli moviliza las convicciones del lector ¿hasta dónde se impulsan y manifiestan los ideales en el día a día de la vida?



1 comentario:

  1. justo acabo de comprarme este libro, muy buena la revista*

    ResponderEliminar